Iglesias y Monumentos

capilla abierta de tlalmanalco

imagen destacada de la capilla abierta de tlalmanalco

La capilla abierta de Tlalmanalco es sin duda alguna uno de los mejores ejemplo del arte indohispano. La fusión del arte europeo con el arte indígena. Se construyó en el siglo XVI por los Franciscanos para facilitar el proceso de Evangelización después de la conquista. Su estilo es plateresco y está llena de simbolismos. Primeramente, en el arco central tenemos la representación de Dios Padre custodiado por dos ángeles.

rostro de jesus en la capilla abierta de tlalmanalco

La capilla está en Tlalmanalco, lugar de tierra plana, en el Estado de México. Es sobre todo relevante el alto relieve en los arcos donde observamos escudos, rostros y flores. Además es una de las 74 capillas de este estilo que tenemos en nuestro país.

La capilla abierta de Tlalmanalco

El frente de la capilla tiene 5 arcos totalmente decorados, su mide 15 metros de largo y no tiene bóveda. Debido a que los indígenas se rehusaban asistir a culto en un espacio cerrado. Se piensa que está construida sobre el templo prehispánico principal de Tlalmanalco.

frente de la capilla abierta de tlalmanaco

En las columnas de los arcos hay representaciones de la lucha entre el bien y el mal. Por ejemplo, en el lado izquierdo observamos dos personas tapándose sus oídos para no escuchar al demonio. Mientras que en la parte inferior del lado derecho observamos tres ángeles. En ambos relieves hay representaciones de animales y seres míticos.

columna en los arcos de la capilla abierta de Tlalmanalco

La parte superior de los arcos de la capilla abierta de Tlalmanalco tiene un alto relieve que muestra una calavera y huesos cruzados. Quizás representando el culto a la muerte por parte de los indígenas. Era común en el arte indohispano colocar imágenes de los dioses que veneraban. Este arte también se conoce como tequitqui.

arco con calaveras y huesos cruzados

La capilla abierta de Tlalmanalco fue testigo de la evangelización de la zona de los volcanes. También reivindica el arte prehispánico con la firme idea de no olvidar la forma de pensar prehispánica y sus costumbres.

Vista de un arco en el convento

En conclusión, la capilla abierta de Tlalmanalco es parte de nuestro pasado y de nuestra herencia cultural; que sin duda alguna debemos de valorar y cuidar.

Mapa

Iglesias y Monumentos