Iglesias y Monumentos

convento de malinalco

convento de malinalco

El convento de Malinalco se fundó en 1540 por la orden de los Agustinos, también se le conoce como el convento de la transfiguración. A un costado se encuentra la Iglesia del Divino Salvador, que por desgracia sufrió daños del sismo del 2017; es la razón por la que está intervenida por el INAH.

Iglesia del Divino Salvador en Malinalco
La planta baja del convento y la iglesia se terminaron de construir en 1560 mientras que el segundo piso del claustro se terminó en 1580. El convento se encuentra en Malinalco en el Estado de México, a 70 Kms de la ciudad de Toluca. El conjunto tuvo un papel muy importante en el  proceso de evangelización de la zona. Una de las maneras fue a través de la pintura mural, que se usó para la adopción de la nueva religión por los indígenas.

monograma de maria en el convento de malinalco
En la imagen previa vemos el escudo de la virgen María rodeado de una exuberante vegetación y de aves.

Pinturas murales del convento de Malinalco

Otro escudo, en los muros de la planta baja del convento, tiene el emblema de Jesucristo. De igual manera está rodeado de plantas y aves.

emblema de jesucristo en el convento de malinalco
Un tercer escudo muestra el emblema de la orden de San Agustín.

escudo de la orden de san agustin
Los Murales cubren los cuatro muros, abarcan alrededor de 825 m2. En uno de los muros hay un confesionario con una pintura que muestra a un fraile agustino junto con una personificación de la muerte.

confesionario con un fraile agustino
Los Murales del convento de Malinalco son de mano de obra indígena bajo la supervisión de los frailes. Los pigmentos de la pintura se obtenían al quemar vegetales, de esta manera conseguían los tonos negros y grises; a la pared se le daba un mano de cal y se pintaba sobre ella. En los murales también podemos ver flora de la región.

vegetacion en los murales del convento de malinalco
En la imagen anterior de izquierda a derecha vemos unas cactáceas, un árbol de flor de mayo, un nopal y finalmente un guayabo; además en la parte inferior se pintó la hierba de malinalli y matas de acanto. Otra flor que se encuentra en los murales es la pasionaria.

flor la pasionaria en los murales de malinalco
Su raíz se usaba como purgante, para la fiebre y el dolor de pecho. Se considera que los murales del convento de Malinalco son también un manual botánico. De la misma manera podemos encontrar fauna, como dos monos tomando el fruto del cacao.

monos tomando el fruto del cacao
Desde el punto de vista cristiano, representan a dos seres humanos tomando el fruto prohibido; en tanto que desde la visión prehispánica representan el 2do Sol donde los hombres se convirtieron en monos y se refugiaron en un bosque. En la siguiente imagen vemos una águila devorando a una serpiente, que simboliza la leyenda de la fundación de Tenochtitlan.

aguila devorando una serpiente en los murales del convento de malinalco
También se representan conejos en los murales.

conejos en el mural de malinalco