Iglesias y Monumentos

Cripta de los Arzobispos

Vista frontal de la cripta de los arzobispos

La Catedral Metropolitana  de la Ciudad de México es un sitio lleno de historia, arte y secretos, uno de ellos se localiza debajo de ella, precisamente debajo del Altar de los Reyes: La cripta de los Arzobispos. El término cripta surge durante la época medieval. Se utilizó para las cámaras mortuorias que se encontraban tanto en los suelos como en las paredes de iglesias y catedrales.

Vista frontal de la cripta de los Arzobispos

La Cripta de los Arzobispos

Se construyó por orden del Arzobispo Monseñor Luís María Martínez y Rodríguez en 1937. En el centro encontramos el monumento a Fray Juan de Zumárraga, el  primer obispo de la diócesis de México; él también dió fe a la aparición de la Virgen de Guadalupe a Juan Diego.

Monumento de Fray Juan de Zumárraga

El monumento a Fray Juan de Zumárraga está construido sobre una calavera de piedra que seguramente perteneció al Templo Mayor. Siendo una práctica común de los españoles el utilizar los basamentos prehispánicos para la construcción de monumentos y templos.

Calavera de Piedra Mexica como base del monumento a Fray Juan de Zumárraga

Por encima del monumento tenemos una cruz  adornada con mosaicos de diferentes colores, cuyo origen se remonta a la época bizantina. Era la imagen de los caballeros cruzados en Jerusalén, la cruz de tierra santa;  sus brazos son del mismo tamaño a diferencia de la cruz católica.

cruz de tierra santa en la cripta de los arzobispos

Fray Juan de Zumárraga perteneció a los Franciscanos, siendo la razón de colocar la cruz en la cripta;  debido a que los Franciscanos tuvieron la custodia de algunos templos en Tierra Santa.