Iglesias y Monumentos

murales novohispanos en ixmiquilpan

templo de san miguel arcangel en Ixmiquilpan

Los murales novohispanos en Ixmiquilpan se encuentran en el templo de San Miguel Arcángel, en el estado de Hidalgo; aproximadamente a 1:30 hrs de la ciudad de Pachuca. Durante la época prehispánica Ixmiquilpan fue el principal asentamiento Otomí en el norte del valle del Mezquital. El convento es una de las edificaciones de tipo fortaleza de nave única hecha por los Agustinos entre 1550 y 1560. Tiene una fachada de estilo plateresco con columnas pareadas.

Vista frontal del templo de san miguel arcángel en Ixmiquilpan

Existen diversas teorías sobre el motivo de los murales, una de ellas indica que están inspirados en la Guerra Chichimeca.

Murales Novohispanos en Ixmiquilpan

Los murales novohispanos en Ixmiquilpan muestran guerreros índigenas contra seres mitológicos, cercenando cabezas de los chichimecas enemigos.  En la siguiente imagen vemos a un guerrero vestido como un coyote, con taparrabo y un escudo en su espalda; matando a un guerrero chichimeca.

pinturas murales en el templo de San Miguel Arcángel en Ixmiquilpan

La siguiente imagen es una de las más impresionantes del mural. Observamos un ser que asemeja a un dragón que está cargando a un guerrero chichimeca semidesnudo. Su cola termina en forma de réptil. De la boca del guerrero chichimeca sale una rama de acanto que podría simbolizar un grito. Detrás del “dragón” vemos a un guerrero protegiéndose con su escudo y sosteniendo una macana con filos de obsidiana.

ser reptiliano poliformo en murales novohispanos en ixmiquilpan

Según Albornoz Bueno, la bestia simboliza a Camaxtle dios de la guerra y de la caza de los Chichimecas. Esta parte del mural tiene la intención de satanizar a los chichimecas ya que los monstruos son representaciones demoníacas. En la siguiente imagen vemos un guerrero, con piel de ocelote o de jaguar, despedazando enemigos.  En su mando derecha sostiene un macuahuitl (macana con filos de obsidiana) y una cabeza mutilada, en su cabeza porta un copilli; además de su boca sale una vírgula de acanto que representa la guerra sagrada.

Guerrero Jaguar en murales novohispanos en ixmiquilpan

En la siguiente imagen del mural, también observamos un guerrero con piel de ocelote pero en un tono azul. En su mano derecha lleva un macuahuitl y una cabeza cercenada, también lleva un carcaj de piel de ocelote pero de un color diferente. Detrás de él aparece la figura mítica del centauro. En su mano derecha lleva un escudo y un arco mientas que en su mano izquierda sostiene tres flechas; evidentemente estos elementos lo asocian con los guerreros Chichimecas.

guerrero ocelote y minotauro en murales novohispanos en ixmiquilpan

Es posible que la pintura haga referencia a los chichimecas montando a caballo. Otra pintura nos muestra un ocelote o jaguar con un águila.  El ocelote rampante está rugiendo debido a que de su hocico salen vírgulas, en tanto que el águila tiene un tocado de plumas de quetzal; el tocado la presenta como una deidad prehispánica. En medio de ambos animales observamos un glifo, el glifo es un altépetl que representa un cerro con agua en su interior.

ocelote y águila en los murales novohispanos en Ixmiquilpan

Importancia de los murales de Ixmiquilpan

Los murales novohispanos en Ixmiquilpan son un ejemplo del arte tequitqui, que representa la mezcla de culturas entre los indígenas y los españoles. Sin duda alguna, representan la rivalidad existente entre los indígenas nahuas y otomíes contra los chichimecas. Los frailes Agustinos aprovecharon esta situación para hacer una representación de la lucha entre el bien y el mal; evidentemente eligieron el convento como hogar de los murales para tener una mayor influencia en la población indígena convertida.

Mapa del Templo de San Miguel Arcángel en Ixmiquilpan

Murales Novohispanos en Santa María Xoxoteco