Ciudades, Pueblos

Real de Catorce

Vista lateral de Real de Catorce

Real de Catorce es un pueblo mágico enclavado en la sierra de Catorce, en el estado de San Luis Potosí. Se encuentra a 3 horas de la ciudad de San Luis Potosí, a 4 horas de la ciudad de Monterrey. Su nombre original es Real de Minas de Nuestra Señora de la Limpia Concepción de Guadalupe de los Álamos de Catorce.

Vista de Real de Catorce

Alrededor de 1773  tuvo un gran auge minero por el descubrimiento de sus vetas de plata, por lo tanto se convirtió en una de las minas más importantes de la Nueva España. En 1784 la producción anual de plata era de 8.6 toneladas. Fue tanto el poder económico de Real de Catorce que en 1865 se estableció una casa de moneda.

Pueblo Fantasma de Real de Catorce

La época minera de Real de Catorce se ha desvanecido, sin embargo, ahora tiene un auge turístisco nacional e internacional. Tiene varios lugares interesantes como Wirikuta y otros que conoceremos a continuación.

Túnel de Ogarrio en Real de Catorce

Una de las atracciones es el túnel de Ogarrio, con una longitud de 2.3 Km es la entrada principal al pueblo. Fue inaugurado el 2 de Abril de 1901, sin embargo, ya tenía un siglo funcionando como socavón. Era conocido como el socavón de Dolores.

Túnel de Ogarrio en Real de Catorce

Los lugareños cuentan que el túnel fue hecho por dos equipos de trabajo, uno en cada lado del cerro encontrándose en el centro. Dentro del túnel encontramos una capilla dedicada a la Virgen de la Dolorosa,  a quién los mineros se encomendaban.

Capilla de la Virgen de la Dolorosa en el túnel de Ogarrio

Es posible recorrerlo en automóvil pero como no es muy ancho sólo pueden pasar en un sólo sentido. Hay camionetas de los pobladores que te cobran 20 pesos por llevarte de una entrada a la otra. Aunque lo ideal es recorrerlo a pie para sentir de esta manera la magia de este pueblo mágico.

El encargado de la construcción del túnel fue Vicente Irizar Aróstegui, originario de Ogarrio, España. Sin duda el túnel de Ogarrio es una pieza importante en la historia de Real de Catorce, ya que facilitó el acceso al pueblo.

Entrada al túnel de Ogarrio.
A continuación vemos un pequeño video del túnel.

Pueblo Fantasma en Real de Catorce

Se localiza en la cima del cerro barriga de plata, al oriente del Pueblo; es la parte más antigua y derruida de Real de Catorce. Las ruinas eran parte de las haciendas de beneficio de la minas de la Concepción y del tiro del Compromiso.

Pueblo fantasma de Real de Catorce

Una hacienda de beneficio es el lugar donde se procesa lo extraído de una mina con el propósito de separar las impurezas. Se llega al pueblo fantasma ya sea caminando o a caballo, más o menos es una media hora a caballo y 2 horas caminando. Es especialmente relevante las vistas de los cerros durante el trayecto.

Trayecto a Caballo al pueblo fantasma en real de catorce

También se le conoce como el Cerro del Apache, ya que de acuerdo a los lugareños, uno de los edificios parece la cabeza de un apache. Su época de bonanza fue de 1880 a 1940. Por desgracia está muy derruido, pero no deja de ser un lugar muy interesante; ya que le da ese aire de pueblo fantasma.

Ruinas del Pueblo Fantasma

Desde la cima del cerro, se tiene una hermosa vista del pueblo de Real de Catorce. Sin duda, el Pueblo Fantasma es una visita obligada tanto por los paisajes como por la historia que envuelve a este lugar.

Vista de Real de Cartorce desde el cerro barriga de plata

Estación Catorce

Este pequeño pueblo pertenece al municipio de Catorce y se formó en 1888 gracias a la llegada del ferrocarril. Aún se encuentra la antigua estación de tren.

Estación Catorce

La estación funcionó como una parada de pasajeros para los pobladores de las comunidades cercanas. Durante los festejos de San Francisco de Asís, los peregrinos llegaban a la estación para después encaminarse a Real de Catorce.

vista frontal de la estación catorce

Actualmente sigue funcionando pero sólo como una estación de carga de paso. Por estas vías pasa el tren conocido como “La Bestia”que usan los migrantes para llegar a los Estados Unidos.

Vías del tren de la estación catorce

Desde el pueblo de Estación Catorce también se puede llegar a Real de Catorce por el camino de los arrepentidos. Es una brecha con un alto grado de inclinación que cruza la montaña entre acantilados. Se le llama de esta manera ya que es el camino que toman los peregrinos que visitan a San Francisco de Asís.

Socavón de la Purísima

El socavón de la Purísima Concepción es una mina que se encuentra entre Real de Catorce y Estación Catorce. Para llegar a la mina se rentan los famosos “Willys”. Como el que vemos en la siguiente foto.

Willy en el camino de los arrepentidos

Las Willys son jeeps 4×4 acondicionados para el escabroso terreno. Se puede ir dentro del jeep o para quién no tenga vértigo y le guste la adrenalina puede sentarse en su techo, donde tendrá la mejor vista.

vestigios del socavón de la purísima

El Socavón de la Purísima era parte de una hacienda de beneficio, de la cual aún quedas vestigios dignos de un set de película. Destaca la chimenea de 30 mts de altura que también funcionó como pararrayos. Nos regala un vista impresionante en el camino al Socavón.

Chimenea del socavón de la Purísima

Existe la leyenda de un minero conocido como “El Jergas”, que se les aparece en particular a los mineros. Se dice que puede llevar a los mineros a lugares donde hay una veta de plata o que los pierde en los túneles de la mina; aunque hay ocasiones en las que rescata a mineros extraviados.

Entrada al Socavón de la Purísima

La entrada a la mina está cerrada porque muchos curiosos entraban y no volvían a salir. Ya sea por el laberinto de túneles o por El Jergas. En la siguiente foto vemos la chimenea junto a lo que fue el horno donde se fundía la plata.

Fundidora de plata en el socavón de la purísima
Sin duda, el Socavón de la Purísima es un ejemplo de las épocas de bonanza de Real de Catorce.

Palenque de Gallos en Real de Catorce

Las peleas de gallos fue una de las actividades que realizaban los dueños de las minas. El edificio original no existe puesto que era de madera, en 1873 se construyó un nuevo palenque de Piedra; aunque las gradas siguieron siendo de madera. Fue el empresario Diego González quién lo mandó a construir.

Palenque de gallos en Real de Catorce

Por orden del ayuntamiento, en 1977, se reconstruyó el ruedo y las gradas se hicieron de piedra; fue hecho como un teatro griego. Tiene una buena acústica ya que sin importar donde esté uno sentado se escucha sin problema a quien sea que hable en el centro del palenque.

Escaleras del palenque de gallos en real de catorce

Los habitantes de Real de Catorce cuentan sobre fantasmas de época que por las noches se dejan ver en el palenque. Actualmente se usa para actividades culturales, festivales cívicos y obviamente es un atractivo turístico.

El Cementerio de Real de Catorce

Es una de las partes más antiguas del pueblo, tiene dos secciones: una tiene una pequeña capilla dedicada a San Francisco de Asís y en la otra está la antigua iglesia de Guadalupe. La capilla se edificó en 1775 cuando el lugar se conocía como Los Álamos.

Capilla de San Francisco de Asís en Real de Catorce

La entrada al cementerio de la sección dedicada a San Francisco de Asís tiene una hermosa fachada con un enrejado metálico. No se puede acceder a esta parte del cementerio ya que el enrejado está cerrado.

Acceso al antiguo panteón en Real de Catorce

Al asomarse desde el enrejado sólo se distingue la hierba tapando las tumbas. La siguiente imagen nos muestra el enrejado que tiene adornos, hechos por indígenas, que representan al peyote.

Hikuri en enrejado dedicado a San Francisco de Asís

En la parte superior de la entrada se aprecia una imagen de San Francisco de Asís. Arriba de ella está la cruz de los Franciscanos y a sus costados dos ánimas.

Parte superior de la entrada al cementerio de Real de Catorce

Dentro del cementerio está la iglesia dedicada a la virgen de Guadalupe. En su interior hay varias lápidas con inscripciones del siglo XIX y de principios del siglo XX.

Iglesia de la Virgen de Guadalupe en Real de Catorce

Su interior también resguarda una decoración pictórica que por desgracia está muy dañada. El altar mayor consta de un lienzo de la Virgen de Guadalupe que está flanqueado por dos arcángeles.

Altar de la Virgen de Guadalupe en Cementerio de Real de Catorce

En el crucero del lado del Evangelio tenemos murales en mal estado, que representan escenas de la Pasión de Cristo. Destacando al centro Las Santas Mujeres con la Crucifixión, es de notar la ausencia de Jesús en la cruz.

Mural de la Pasión de Cristo en la iglesia de Guadalupe de Real de Catorce

Al otro lado del crucero observamos varias cortinas pintadas a mano. También una hermosa pintura de Francisco Borja, con los Cinco Señores y las Ánimas del Purgatorio. Tal como lo vemos en la siguiente foto.

Mural de Cinco Señores y las Ánimas del Purgatorio en Real de Catorce

San Francisco de Asís

El santo patrono de Real de Catorce es San Francisco de Asís, también conocido por sus devotos como “Panchito”. Originalmente estaba en la iglesia de la capilla de Guadalupe, después a petición de los mineros se colocó en la parroquia de la Purísima Concepción. La primera piedra de la parroquia se colocó en 1793 y en 1820 entró en funciones.

San Francisco de Asís en Parroquia de la Purísima Concepción de Real de Catorce

La fiesta patronal de San Francisco de Asís ó “Panchito” se celebra cada año del 1 al 4 de Octubre. Durante estos días es bajado de su altar para ser venerado por todos sus fieles y se le pasea por todo el pueblo.

Altar de San Francisco de Asís en Real de Catorce

El día 4 de Octubre se celebra una misa en su honor, se le cantan las mañanitas y finalmente se le regresa a su altar. No se sabe la procedencia de la figura de “Panchito”, algunos dicen que llegó al pueblo en el lomo de un burrito. Aunque es posible que haya sido traído del estado de Zacatecas por Frailes Franciscanos.

Interior de la parroquia de la Purísima Concepción en Real de Catorce

A San Francisco de Asís se le considera el santo patrono de los animales y los veterinarios. Durante todo el año muchos peregrinos lo visitan para venerarlo, pedirle y agradecer sus favores.

Mapa


Sin duda Real de Catorce es un Pueblo Mágico que vale la pena conocer por toda la historia, paisajes, leyendas que lo rodean.