Paisajes

wirikuta

Ojo de Dios en Wirkuta

Wirikuta es un área natural protegida y uno de los cuatros lugares sagrados de los Wixáricas que se localiza en el estado de San Luis Potosí. Los otros lugares sagrados son San Blas en Nayarit, el Cerro Gordo en Durango y la isla de los Alacranes en Jalisco. Wirikuta es parte de la red mundial de sitios sagrados de la UNESCO.

Paisaje de Wirikuta

En Wirikuta se encuentra el Cerro del Quemado. Para los wixárikas el Cerro del Quemado es muy importante porque es el centro del universo.  Es el lugar a donde Tatewari, el abuelo fuego, guió a sus antepasados; es el lugar donde el Sol nació. Abarca los municipios de Catorce, Matehuala, Villa de Guadalupe, Charcas, Villa de la Paz y Villa de Ramos.

Vista lateral del Cerro del Quemado

Wirikuta

Los wixárikas realizan cada año una caminata desde sus comunidades de origen ubicadas principalmente en Nayarit y Jalisco hacia el Cerro del Quemado. Son guíados por el mar’akame (sacerdote/chaman) y los peyoteros son los encargados de encontrar el hikuri. El hikuri o Peyote Lophophora williamsii es una cáctacea que podemos encontrar en los estados de Chihuahua, Coahuila, Durango, Nuevo León, San Luis Potosí, Tamaulipas, Zacatecas.

Peyote en el altiplano de real de 14

La ingestión del hikuri provoca efectos alucinógenos porque contiene alcaloides psicoactivos como la mescalina. La manera de consumir el peyote es masticarlo o hervirlo para beberlo como té. Sólo los wixárikas tienen permiso de consumirlo debido a que es un elemento primordial en sus ceremonias, se le considera una planta sagrada ya que es la vía de comunicación con sus dioses.

Hikuri en altiplano de San Luis Potosí

Para consumir el hikuri, los wixárikas piden permiso al desierto y dejan una ofrenda a la cáctacea. Después proceden a cortar únicamente el caparazón para no lastimar la raíz para no matar a la planta. Mojan el peyote con un poco de agua y se comen los gajos. Existe la creencia que uno no encuentra el peyote, el peyote es quién te encuentra. Como resultado del consumo clandestino, el hikuri es una especie protegida ya que está en peligro de extinción. El consumo del peyote por una persona que no sea wixárika es un delito federal.

El Cerro del Quemado

Para llegar al Cerro del Quemado salimos de Real de Catorce, es una caminata de alrededor de 3 horas, tambien es posible hacer el recorrido rentando un caballo. Los paisajes que pudimos observar durante la caminata son simplemente íncreibles.

Cerros en Wirikuta

Antes de la ceremonia, los wixárikas deben de pasar por un proceso de puririficación que consiste en:

  • Bañarse con agua fría por las mañanas.
  • No fumar, no consumir alcohol ni estupefacientes.
  • Abstinencia sexual.
  • No consumir sal, azúcar, alimentos y bebidas industrializadas.

Dicho proceso deberá ser realizado con al menos una semana de anticipación al ritual ya que en caso de no estar purificados los dioses los haran sufrir severamente. En la cima del Cerro del Quemado se encuentra el centro del universo, está indicado por una espiral de piedras.

Centro del universo en la cima del Cerro del Quemado en wirikuta

Este es el lugar donde se aviva el fuego de Tatewari, el abuelo fuego. Durante la ceremonia se encienden fogatas y se les agrega resinas especiales para otorgarle un color azulado. Únicamente los wixárikas y algún invitado especial pueden estar presentes en la ceremonia debido a que son muy celosos con sus tradiciones. En la ceremonia los wixárikas consumen el hikuri ya que es la manera que tienen para comunicarse con sus dioses.

espiral en cerro del quemado en wirikuta