Sitios Arqueológicos

Ventanas Arqueológicas

Cabeza de Quetzalcóatl en los cimientos del Museo de CDMX

Las ventanas arqueológicas y los espacios arqueológicos nos permiten observar y admirar vestigios arquitéctonicos tanto de la época prehispánica como de la época colonial. Estos sitios son usualmente encontrados durante la remodelación y/o demolición de algun edificio moderno, por lo tanto se encuentran rodeados de la mancha urbana. Las ventanas arqueólogicas son lugares donde el pasado y el presente conviven con el fin de preservar la historia. En esta sección reconoceremos varias ventanas arqueológicas y espacios arqueológicos.

El Calmécac, la escuela de la nobleza mexica

En el sótano de las instalaciones del Centro Cultural de España ubicado en la calle de Guatemala 18, a espaldas de la Catedral Metropolitana podemos visitar  los vestigios del Calmécac de la antigua Tenochtitlan. El Calmécac era el lugar donde los hijos de la nobleza mexica, conocidos como pipiltin, aprendían el arte de gobernar, la lectura de los códices y los tonalamas (libros de los destinos).

Vista frontal del Calmécac ubicado en el CCEMx

El Calmécac tiene un área de 714 metros cuadrados y fue descubierto durante las obras de ampliación del centro cultural españa en el año de 2006 donde se pensaba consttuir un estacionamiento.

Calmécac del CCEMx como ejemplo de las Ventanas Arqueológicas

Durante las excavaciones se encontraron 7 almenas que tienen la forma de un caracol marino cortado, el cual estaba relacionado con el dios del viento Ehécatl-Quetzalcoátl. Para los Mexicas el viento era un elemento que traía las nubes y anunciaba las lluvias, razón por la cual estaba relacionado con la fertilidad.

Almena de Calmécac del CCEMx

De las siete almenas encontradas, dos están en el Centro Cultural de España, las otras cinco están en el museo del Templo Mayor:

También fue encontrado un rostro pétreo del dios del viento Ehécatl con la boca pintada de rojo y con franjas negras y amarillas. Tiene dos orejeras con forma de caracol cortado, símbolo relacionado con la fertilidad. La escultura está  elaborada con tezontle negro.

Rostro pétreo de Ehécatlen ventana arqueológica

De acuerdo a las crónicas de Fray Bernardino de Sahagún exisitieron siete Calmécacs en Tenochtitlan. El Calmécac (hileras de casas en náhuatl) ubicado en el centro cultural de España es un ejemplo de como el pasado y el presente pueden convivir. Siendo de esta manera parte de los espacios arqueológicos y ventanas arqueológicas de la CDMX.