Día de Muertos

xolos compañeros de viaje

exposicion xolos compañeros de viaje

Xolos, compañeros de viaje es una exposición temporal del museo de El Carmen dedicada a esta raza mexicana; se exhiben piezas hechas por culturas prehispánicas ya que se le consideraba un compañero de viaje. Por ejemplo para los nahuas, durante su recorrido por el Mictlán, sólo se podía pasar cruzar el río Apanohuacalhuia en el lomo de un Xoloizcuintle; como el que observamos en la siguiente imagen.

Xolos compañeros de viaje

Siendo la razón por la cual se han encontrado restos de Xolos en diferentes entierros, porque eran compañeros de vida y de muerte. En la siguiente foto vemos los restos de un can que se encontró en Colima, en una habitación junto con 18 cuerpos humanos. El perro se encontraba en la entrada quizás como protector y compañero después de la muerte.

restos oseos de un can en expo xolos compañeros de viaje

Se sabe que también hubo sacrificios de perros como parte de rituales donde se les comía. Con Xolos, compañeros de viaje se inicia las celebraciones del día de muertos así como el festejo del 90 aniversario del museo de El Carmen.

Xolos compañeros de viaje

Para las culturas prehispánicas era una práctica común hacer esculturas de perros, aunque el tamaño, color, materiales y formas; así como la técnica dependen de la región donde se hayan hecho. La mayor cantidad de estas piezas se han encontrado en el Occidente de nuestro país. A continuación tenemos una vasija con forma de cabeza de perro cuyos ojos y dientes se hicieron por incisión.

vasija perro de colima

Esta pieza se encontró en Jalisco. En la siguiente imagen vemos una vasija pulida para darle un brillo, sin duda es notorio el acabado de la pieza.

escultura de xoloitzcuintle en la exposicion xolos compañeros de viaje

La pieza representa a un Xoloitzcuintle por las arrugas en su piel que es una de sus características principales. De los xolos es el más alto, tiene piel delgada y puede tener pelo.

arrugas de perro xoloitzcuintle en xolos compañeros de viaje

Otro perro que también encontramos en Xolos, compañeros de viaje es el Tlalchichi; que se distingue por sus patas cortas, gorditos, lisos y de color claro, pero por desgracia se encuentra extinto.

escultura del perro Tlalchichi

Perros de Colima

En el Occidente de México se han encontrado múltiples esculturas en forma de perros como ofrenda mortuoria en las tumbas de tiro (250 a.C. a 450 d.C.). A estas piezas se les conoce como perros de Colima y representan a perros sin pelo, gorditos de patas cortas; pueden estar en cuatro patas, recostados o sentados, tal como lo vemos en la siguiente imagen.

perro de colima en exposicion xolos compañeros de viaje

Otra representación que se ha encontrado de estos perritos es con una mazorca en la boca.

perro estilo colima con marzorca en el hocico

Estas piezas son un ejemplo de la domesticación e importancia que tuvieron los perros en esta región. Existen piezas que aunque no sean tan conocidas, muestran la vida cotidiana de estas sociedades. Por ejemplo, a continuación vemos una maqueta de una choza con personas y un perro a un costado de la escalera.

maqueta de una choza en exposicion xolos compañeros de viaje

Para las culturas del Occidente de nuestro país, los perros también fueron acompañantes tanto en la vida como en la muerte; creando de esta manera una amplia variedad de figuras que muestran la conexión entre el ser humano y los perros.

escultura del occidente de mexico

Se piensa que la inclusión del perro en los ritos funerarios crearon el culto alrededor del dios Perro, Xólotl, también conocido como venus vespertino; además se le considera el causante de las cosas dobles, las anomalías y rarezas.

Xólotl

Para los nahuas fue quién descubrió el camino para cruzar el inframundo por lo que se le creó un culto. Además de los códices existen esculturas que servían para rendirle culto. A continuación vemos una cabeza de Xólotl que fue remate de una alfarda. Es de notar que tiene un epcololli colgando de las orejeras.

cabeza del dios xolotl en exposicion xolos compañeros de viaje

En Xolos, compañeros de viaje se exhibe una reproducción del Xólotl de Stuttgart; se le conoce como el Caminante Nocturno. Se aprecia en su pecho dos huecos que servían para sostener un pectoral.

xolotl el caminante nocturno

En la espalda lleva al sol y a la serpiente emplumada para llevarlos al inframundo.

espalda de xolotl en exposicion xolos compañeros de viaje

También se muestra una imagen tomada del Códice Bórbonico, donde Xólotl está frente a Tlaltecuhtli.  Lleva los siguientes objetos

  1. Punzón de autosacrificio
  2. Epcololi
  3. Remates de pectoral de caracol
  4. Cuchillo de sacrificios
  5. Ehacacózcatl
  6. Orejas mordisqueadas

codice borbonico con Xolotl y Tlaltecuhtli

Otra pieza que se muestra es un sahumador mexica que se usaba en ceremonias dedicas a Xólotl. Resalta la cabeza de un perro, así como la imagen de una mariposa a su costado.

sahumador mexica dedicado al dios xólotl
También en la exposición Xolos, compañeros de viaje se aborda una visión más actual del Xolo. Lo cual resulta muy interesante porque nos proporciona otras visiones de este can. En la siguiente página veremos estas otras visiones.